Tratamiento de la incontinencia mediante la electroestimulación del tibial posterior

acuerdo-vialta-carin-grecos
Acuerdo entre Vialta Material Médico y Grecos Salud
16 febrero, 2018
Vialta está lista para el Reglamento General de Protección de Datos
16 mayo, 2018
Mostrar todo

El Tibial Posterior

El punto tibial posterior fue descrito por la medicina tradicional china y se ubica a 5 centímetros sobre el maléolo tibial por la cara interna de la pierna. Al ser este nervio una raíz del plexo sacro con origen en S2 - S4, su estimulación logra que en forma retrógrada se estimulen las raíces del plexo sacro que están relacionadas con el control visceral y muscular del piso pélvico.

Indicaciones

Inicialmente el paciente precisa una valoración clínica individualizada, así como en muchas ocasiones otras técnicas de diagnóstico complementarias.

En general estará indicado en la vejiga neurógena, incontinencia urinaria, incontinencia anal y dolor crónico del suelo pélvico, así como en el estreñimiento crónico distal y prolapso.

En cada caso el Urólogo, tras descartar otras causas, es el que tiene que decidir el tratamiento a seguir. La electroestimulación es uno de ellos y según las últimas series analizadas la mejoría subjetiva está en torno a un 60-80% de los pacientes tratados.

Método

1º Asegurarse de que los electrodos estén bien posicionados.

La clave para lograr una adecuada ubicación del electrodo activo es saber que el nervio a estimular es un nervio mixto, y que al estimular por sobre el umbral de lo sensitivo se produce una respuesta motora en el dedo mayor sobre el cual ocurre una flexión plantar, marcando así la correcta ubicación del electrodo de superficie en el punto tibial posterior.

Esta prueba, conviene hacerla en modo Burst a 30/35 Hz y 250 μseg.

2º Una vez asegurada la correcta colocación de los electrodos, se inicia el tratamiento con nuevos parámetros de estimulación:

A. Bien a estimulación constante con 10/20 Hz y a 200/250 μSeg.
B. O bien, con el modo Burst a 10/20 Hz y a 200/250 μSeg.

  • La intensidad se regula a un nivel que sea soportable para el paciente sin causarle molestias ni dolor.
  • En tratamiento ambulatorio, cada sesión, dura de 20/30 min., se lleva a cabo de dos a tres veces por semana y dura 12 semanas.
  • En tratamiento domiciliario, puede realizarse una vez al día, durante veinte o treinta días.

Disponible en Vialta - Material Médico

Ponte en contacto con nosotros ahora para saber más.

Adquiere ya el mejor TENS del Mercado, el más valorado por su relación calidad-precio

COMPRAR AHORA

Comments are closed.